Sustratos

Un sustrato es todo material sólido distinto del suelo, natural, de síntesis o residual, mineral u orgánico, que colocado en un contenedor permite el anclaje del sistema radicular de la planta, desempeñando por tanto un papel de soporte para la misma.

El sustrato puede intervenir o no en el complejo proceso de la nutrición mineral de la planta.

El mejor medio de cultivo depende de numerosos factores como son el tipo de material vegetal con el que se trabaja (semillas, plantas, estacas, etc.), especie vegetal, condiciones climáticas, sistemas y programas de riego y fertilización, aspectos económicos, etc.

Para obtener buenos resultados durante la germinación, el enraizamiento y el crecimiento de las plantas se requieren las siguientes características del medio de cultivo:

  • - Elevada capacidad de retención de agua fácilmente disponible.
  • - Suficiente suministro de aire.
  • - Distribución del tamaño de las partículas que mantenga las condiciones anteriores.
  • - Baja densidad aparente.
  • - Elevada porosidad.
  • - Suficiente nivel de nutrientes asimilables.
  • - Baja salinidad.
  • - Elevada capacidad tampón y capacidad para mantener constante el pH.
  • - Mínima velocidad de descomposición.
  • - Libre de semillas de malas hierbas, nemátodos y otros patógenos y sustancias fitotóxicas.
  • - Reproductividad y disponibilidad.
  • - Bajo coste.
  • - Fácil de mezclar.
  • - Fácil de desinfectar y estabilidad frente a la desinfección.
  • - Resistencia a cambios externos físicos, químicos y ambientales.

Existen diferentes criterios de clasificación de los sustratos, basados en el origen de los materiales, su naturaleza, sus propiedades, su capacidad de degradación, etc.

  • - Sustratos químicamente inertes. Arena granítica o silícea, grava, roca volcánica, perlita, arcilla expandida, lana de roca, etc.
  • - Sustratos químicamente activos. Turbas rubias y negras, corteza de pino, vermiculita, materiales ligno-celulósicos, etc.

Las diferencias vienen determinadas por la capacidad de intercambio catiónico o la capacidad de almacenamiento de nutrientes por parte del sustrato.

Los sustratos químicamente inertes actúan como soporte de la planta, no interviniendo en el proceso de adsorción y fijación de los nutrientes, por lo que han de ser suministrados mediante la solución fertilizante.

Los sustratos químicamente activos sirven de soporte a la planta pero a su vez actúan como depósito de reserva de los nutrientes aportados mediante la fertilización, almacenándolos o cediéndolos según las exigencias del vegetal.

Disponemos de una amplia oferta de sustratos para que se adapten a todas tus necesidades:

  • - sustratos universales
  • - para huerto urbano
  • - semilleros
  • - para plantación
  • - ligero
  • - para plantas de flor y geranios
  • - para plantas verdes
  • - rosales
  • - recebo para césped
  • - ácido

Disponemos de formatos que van desde los 5 hasta los 80 litros de las marcas Compo, Corinto, Sisanflor, etc..

Elementos 1 a 8 de un total de 23

Establecer dirección descendente
por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3

Elementos 1 a 8 de un total de 23

Establecer dirección descendente
por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
Utilizamos cookies para la medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. x